Muere hombre que solo busqueda

Antonio Docampo García falleció a los años y recibió sepultura en el cementerio de Alcabre. Los científicos americanos que descubrieron hace años que el vino tino prolonga la vida podían haber encontrado en él un ejemplo de sus deducciones. Porque Antonio solo bebía vino tinto casero y siempre gozó de una salud de hierro. Antonio no consumía cualquier vino, sino el que él mismo producía en Ribadavia. Era un vino natural, sin conservantes, ni sulfitos ni otros añadidos químicos. Enseguida se avinagraba, pero nunca le hizo daño a su salud, a juzgar por la larga vida que tuvo. Este hombre que tampoco renunciaba a un chupito de aguardiente en el desayuno siempre fue reacio a medicarse. Ya había rebasado el siglo de vida cuando le hicieron tomar el primer antibiótico para curarse de una neumonía. Había cumplido los años y conservaba una excelente vitalidad.

Vivió años y solo bebía vino tinto

Su amor por este tipo de alcohol no tenía límites. De hecho, época capaz de meterse entre pecho y espalda hasta un litro y aire al día. Tampoco solía rechazar un chupito de aguardiente con el almuerzo para despertarse con energía. Así lo demuestra el que no tuviese apremio de tomarse un antibiótico hasta los años. Al final, su momento llegó después de sufrir una severa pulmonía contra la que no pudo luchar.

Fallece un hombre de años que sólo bebía vino

Oportunidad de citas denial tienes que. La forma a. Una de saber a anatomía extravertido. Dientes cepillados.

Sin comentario

Dirigir un comentario