Cuando una mujer esta vuelvas

No estoy segura de poder justificar mis relaciones con hombres casados, pero vale la pena discutir lo que he aprendido de ellas. No sería una discusión entre las esposas y yo, aunque me interesaría escuchar su punto de vista. Hace algunos años, mientras vivía en Londres, salí con hombres casados en busca de compañía mientras procesaba el duelo de mi reciente divorcio. No busqué específicamente a hombres casados; cuando establecí un perfil en Tinder y en OkCupid dije que estaba en busca de personas que querían pasar un buen rato sin ataduras. Varios solteros me enviaron mensajes y salí con algunos de ellos… pero también me llegaron mensajes de hombres casados. Mi matrimonio duró veintitrés años y ahora quería sexo, no una relación seria.

De cero a cien en un minuto

MIRA: La infidelidad puede ser positiva para algunas parejas, dice un estudio. Muchos de nosotros hemos experimentado relaciones de coqueteo con amigos y nunca tomamos alguna acción sexual sobre ellas. El coqueteo es normal, dice la facultativo sexual Tammy Nelson. Una amistad coqueta podría ayudar a alimentar las llamas de tu relación, pero depende de la pareja. La clave es saber a tu pareja y comunicarte sobre la amistad antes de que se convierta en un problema en tu relación.

Infórmate primero

Denial quiere prescindir de la excitación que produce esa mezcla de valoración, gachas y autoestima del juego erótico cheat él. A muchas personas, como a Laura, les encanta gustar y saberse atractivos para otros, pero su altitud de implicación emocional es bajo: lo que dura el efecto del escarceo. Esa sensación de influencia, poder y saber hacer aumenta su autoestima y sentimiento de valía. En estos casos donde nadie acaba en la yacija de nadie, el juego es seducir por seducir, por el simple placer que aporta el disfrutar de ese pícaro instante compartido sin perseguir ninguna otra meta que no sea sentirse valorados. Las nuevas tecnologías lo favorecen. Cyrano de Bergerac estaría en su salsa, porque la palabra escrita es una potente forma de acercarnos al otro al que miramos y sonreímos con un emoticono.

Sin comentario

Dirigir un comentario